Simeón Sainz Ruiz

Nota de prensa


Inicio: 07-12-1984 - Fin: 08-02-1984

 

Simeón Saiz Ruiz, en busca de su propio lenguaje.

Con toda su tradición medieval y renacentista cuestas, Cuenca fue una ciudad solo relativamente interesante para la pintura española hasta que, en 1963, Fernando Zobel, Gustavo Torner y Gerardo Rueda fundaron el museo de arte abstracto español, establecido en las casas colgadas. Entonces, cuando aquellos pintores instalaron sobre la hoz del Huecar ese haz de luz que tanto alumbraría ya a las nuevas generaciones en su búsqueda de un nuevo lenguaje plástico, Simeón Saiz apenas contaba siete años de edad.

Con dieciséis -dice-, sin abandonar Cuenca, donde nací, comencé a pintar junto a Zobel. Luego marché a los estados unidos, residiendo en Boston y en Nueva York, donde llevo ya dos y pico.

Así, con tan pocas palabras, se nos presenta este joven artista que, hallándose representado ya no solo en aquel museo de su ciudad, sino también en el Fogg Art Museum de Boston, y en el Bristish Museum de Londres, ahora nos muestra su obra más reciente -entre ella, una litografía hecha en Sevilla- en La Máquina Española, la galería de arte recién inaugurada a la vera mismo de la cátedra taurina de la maestranza.